Cómo alquilar un piso en Japón

Alquilar un piso en Japón por un periodo relativamente corto de tiempo puede no ser la forma más rápida y sencilla de conseguir un hogar. Nosotros teníamos claro que intentaríamos conseguir tener nuestra mini casa en Japón, era una experiencia que nos apetecía vivir  con esta Working Holiday Visa e íbamos a luchar por ello. De hecho fue una de las razones por las que elegimos estar únicamente en una ciudad y no irnos moviendo continuamente.

La ciudad elegida fue Osaka ya que casi no habíamos pasado tiempo en ella en nuestros viajes anteriores, nos parecía que habría menos extranjeros y, por lo tanto, la experiencia sería más auténtica y habría menos competencia a la hora de conseguir trabajo. Además todo el mundo nos hablaba maravillas de los osakenses y de la comida de esta zona.

Otra de las razones por las que nos decantamos por alquilar un apartamento fue que mirando por internet veíamos unos precios bastante asequibles, y mucho más económico que vivir en Barcelona por ejemplo.

A parte de nuestras motivaciones personales creemos que si no viajas solo, no te apetece compartir las zonas comunes, quieres tener más libertad a la hora de escoger un barrio o lugar donde establecerte y, lo más importante, quieres ahorrarte unos dineritos, alquilar un piso en Japón es la mejor opción que puedes escoger.

Si por el contrario, no quieres complicarte la vida, quieres socializar, quieres vivir en una zona céntrica o más cerca de los lugares turísticos, quieres ir moviéndote por el país y/o viajar solo, creemos que sería mejor la opción de una share house o alquilar una habitación por alguna plataforma o a un particular.

POSIBLES PROBLEMAS E INCONVENIENTES PARA ALQUILAR UN PISO EN JAPÓN

El idioma. Sin lugar a dudas es una de las principales dificultades para alquilar un piso en una inmobiliaria japonesa. Todos los trámites estarán en japonés y es difícil encontrar a personal que pueda ayudarte en inglés, algunos no van a querer atenderte por el inconveniente y la dificultad de comprensión y diálogo a causa del idioma. Además, si te vas a agencias pensadas para un público extranjero vas a tener que pagar precios mucho más altos para compensar este servicio.

En Japón, hay muchas inmobiliarias que no aceptan que extranjeros alquilen sus pisos, por política propia o porque los dueños de los pisos no quieren. No existe la ley antidiscriminación. A nosotros creemos que nos ha pasado en más de una ocasión porque escribíamos interesados en algún piso y, no te lo dicen directamente, pero casualmente el piso ya no está disponible aunque el anuncio nunca desaparezca. Algunas inmobiliarias ni siquiera nos respondían. Pero como ya habíamos leído sobre todo esto, mirábamos el siguiente que nos gustase y listo.

La duración de los contratos. Normalmente no se hacen contratos por menos de dos años, o eso fue lo que nos encontrábamos nosotros, y nos fue bastante difícil encontrar de un año. Con la Working Holiday Visa te interesa que te hagan contrato de un año y, que si decides dejarlo antes, que no haya una penalización econónica y, si la hay, que sea una cantidad que aun y teniendo que pagarla alquilar ese piso te siga saliendo a cuenta.

Los extras a pagar. Las agencias dependiendo del piso en el que estés interesado, te pedirán que pagues uno o dos meses de alquiler por adelantado en la mayoría de casos, entre muchos otros extras de los que hablaremos más adelante. Cuando alquilas un piso en Japón, a veces, el precio final a pagar el primer mes puede ser hasta 5 veces el precio del alquiler. Esto no quiere decir que todos los pisos cuesten esta barbaridad, ni mucho menos. Si no nosotros no podríamos estar viviendo en un apartamento.

Situaciones difíciles para un extranjero. La mayoría de las veces van a pedirte un aval (hoshonin) para poder seguir adelante con la contratación del piso. Este aval debe ser japonés y dar sus datos personales. Esto se hace por si se da el caso de que haya impagos o desperfectos y la persona que alquila el piso no se hace cargo de la situación. Si no conoces a ningún japonés dispuesto, tienes la opción de ir a una empresa a contratar a alguien para que te avale (Hosho gaisha) a cambio de una cuantía económica, por supuesto.

Amueblar el piso. La gran mayoría de inmuebles que encuentras en las agencias no vienen equipados para entrar a vivir. Tienes que preocuparte de comprar o conseguir los muebles y electrodomésticos por tu cuenta.

Las facturas. Cuando alquilas un piso, tienes que dar de alta la luz, el agua, el gas, contratar internet, etc. La máxima dificultad que tiene es que tendrás que hacerlo todo en japonés, así que paciencia y tiempo.

Dejar el piso totalmente vacío al irte. En Japón cuando vas a dejar el piso, este tiene que quedar totalmente vacío, sino tienes que pagar una multa. Así que antes de irte tienes que intentar vender todo lo que puedas y dejar el piso como lo encontraste al entrar.

Por todos estos motivos hay gente que prefiere irse a una Share House y no complicarse tanto la vida. Si aún y leyendo esto sigues queriendo vivir en un casa estilo japonés de no más de 15 metros cuadrados sigue leyendo que te contamos todo lo que tienes que hacer y lo que tienes que tener en cuenta.

CÓMO ALQUILAR UN PISO EN JAPÓN. PASO A PASO


VER QUÉ SE OFRECE EN INTERNET

Lo primero que hicimos fue mirar qué precios había en internet. Quizás la cantidad que estás pensando gastarte no coincide con los precios de mercado que hay en ese momento en ese lugar y ya abandonas esa idea por completo o, por el contrario, has pensado un presupuesto mucho mayor que el que realmente se necesita y puedes acabar teniendo un súper piso.

Empezamos mirando webs dirigidas a extranjeros como Gaijinpot, Craigslist, inmobiliarias que trabajan básicamente con extranjeros y distintos grupos de Facebook que fuimos encontrando. No buscábamos una zona especial, simplemente mirábamos precios y hacíamos una valoración general  teniendo en cuenta el precio/ubicación/tamaño/servicios.

Como nos encontrábamos con unos precios bastante más elevados que los que veíamos en los carteles de las inmobiliarias en la calle, decidimos aventurarnos a empezar la búsqueda online de pisos en portales de inmobiliarias japonesas.

Nosotros empezamos con la búsqueda online pero es muy fácil encontrar inmobiliarias, si vas alrededor de una estación de tren normalmente hay bastantes y son muy fáciles de identificar. Se ubican en las plantas bajas de los edificios y tienes los cristales llenos de hojas con información de los pisos que ofertan. Dándote una vuelta puedes ver si hay alguna inmobiliaria que te haga más gracia que otra.

Hay que tener en cuenta que en las páginas web de las agencias no va a haber todo el surtido que tienen en las tiendas físicas. Nosotros quedamos con un señor para que nos enseñase el piso y cuando fuimos a la inmobiliaria nos mostraron muchos pisos de las mismas características, o similares, que no aparecían en internet.

Algunas de las inmobiliarias que más hemos visto por Osaka son: Suumo, Chintai, y Able, esta última es con la que contratamos nuestro apartamento en Osaka.

Para poneros en situación, Anna no sabe nada de japonés y Adri no tiene ni un nivel N5 (el más bajo), así que tiramos de google traductor para traducir las webs, escribir los mensajes y, sobretodo, mucha paciencia y tiempo. Mandamos bastantes correos interesándonos por distintos inmuebles y si que es verdad que muchos no nos contestaron y otros muchos nos decían que el piso en cuestión ya no estaba disponible.

TENER CLARO UN PRESUPUESTO MÁXIMO

Nosotros lo teníamos claro incluso antes de llegar a Japón. Habíamos leído distintas experiencias de gente viviendo aquí y era nuestra cuarta vez en el país así que podíamos hacer una estimación del nivel de vida y sus costes mensuales aproximados.  

Nuestra intención era intentar pagar como máximo 60.000 yenes (unos 500€ aproximadamente) entre los dos de alquiler y, a poder ser, con los gastos incluidos en este precio. Así que teniendo en mente esta cifra empezamos a buscar.

UBICACIÓN Y DISTANCIA A LA ESTACIÓN DE METRO/TREN MÁS CERCANA

Antes de empezar a mandar correos electrónicos a diestro y siniestro nos planteamos ciertas cosas antes de decidirnos por un alojamiento y no por otros.

Creemos que una de las cosas más importantes en una ciudad grande es la ubicación ya que estar viviendo en un lugar mal ubicado puede hacerte perder mucho tiempo y dinero.

Cuando encontrábamos un piso que nos gustaba mirábamos la estación más cercana que tenía y calculábamos cuanto nos costaría realizar viajes a las zonas turísticas y a los lugares donde era más probable que encontrásemos un trabajo por la cantidad de ofertas laborales que íbamos viendo.

También teníamos en cuenta el rato que había a pie desde casa a la estación. Pensad que en ciudades de este tamaño vas a tener que ir a la estación de metro a diario, por lo que serán dos veces mínimo al día que harás ese recorrido. También puedes ir en bicicleta, si decides tener una, pero pensad que en Japón no puedes aparcarlas donde te parezca, tendrás que dejarlas en un estacionamiento para bicicletas cerca de la estación por X dinero al día.

Otra cosa, que después de haber estado en muchos hogares japoneses creemos que es muy importante, es la cantidad y calidad de sol que le da al día a la casa o a la habitación en la que vas a pasar más rato. Por lo general, las casas en Japón son muy húmedas y frías en invierno y si vives en un sitio donde no te da el sol nunca, aparte de deprimente, vas a tener que encender continuamente la calefacción (si la hay) y puedes tener muchos problemas de humedad.

ANTIGÜEDAD Y TAMAÑO DEL PISO

Muchos de los pisos que encontrábamos mientras buscábamos que estuviesen dentro de nuestro presupuesto, eran bastante antiguos. Al final descubrimos que cuando realizábamos la búsqueda en la mayoría de páginas web podías poner un filtro de la antigüedad del piso. Es importante tenerlo en cuenta porque como más viejo sea el piso más problemas pueden aparecer, peor aislado (en muchos casos), más números a tener la visita de insectos, etc.

Las casas u apartamentos en Japón a precios asequibles, por lo general, son bastante pequeños. Hay que estar mentalizado ya que los pisos de precios económicos oscilarán entre los 10 y 15 metros cuadrados.

Nuestra idea era un piso en el que hubiese una habitación suficientemente grande como para no agobiarnos los dos allí. Para nosotros era importante que tuviese una cocina no demasiado minúscula y que el piso tuviese lavabo y ducha. En Japón algunos pisos baratos no tienen ducha y tienes que usar los baños públicos, que hay en todos los barrios, para poder ducharte.

Otra cosa que queríamos era que la cocina y el dormitorio/salón estuviesen separados por una pared para evitar olores. También mirábamos pisos que tuviesen la habitación o espacio para dormir en una especie de altillo elevado, así tienes más espacio extra en la habitación.

MIRAR TODOS LOS EXTRA QUE HAY QUE PAGAR APARTE DEL ALQUILER

Esta es la parte más complicada, con la que se debe tener más cuidado y con la que puede que se nos quiten las ganas y la paciencia de seguir queriendo vivir en un departamento propio en Japón.

En Japón hay un montón de diferentes pagos que hay que tener en cuenta antes de enamorarnos de un piso. No todos los alojamientos tienen las mismas cosas a pagar, con suerte habrá algunos que no tengan nada extra pero hay que buscar bien.

  • Comisión de la inmobiliaria. Dependiendo del piso que elijas éste tendrá una comisión u otra. Lo más normal es que en el primer pago tengas que pagar una comisión equivalente a un mes de alquiler aproximadamente en concepto de comisión para la inmobiliaria.
  • Pago de gratitud (Reikin礼金). Es un pago de gratitud para el arrendador para agradecerle que nos permita vivir en su piso. La cuantía acostumbra a ser del valor entre 1 y 3 mensualidades. No es reembolsable al final del contrato.
  •  Déposito o fianza (Shikkin敷金). Es un depósito de seguridad que, si al abandonar el piso todo sigue en las mismas condiciones, «en teoría», te lo devuelven. Decimos en teoría porque hemos escuchado de mucha gente que, al finalizar el contrato, los propietarios no les devolvieron el dinero por «desperfectos» en el piso.
  • Cambio de cerradura. Es muy común si entras a vivir a una casa antigua, que haya tenido otros inquilinos. Cada vez que alguien deja el piso se cambia la cerradura y hay que pagarla.

  • Distintos seguros. Cuando estés mirando el piso en la inmobiliaria, van a decirte si quieres distintos seguros. Los que nos dijeron a nosotros: Seguro de hogar, seguro de incendiosseguro de terremotos.
  • Gastos de comunidad. Son los gastos para mantener las zonas comunes de los edificios. En algunos pisos aparece incluido en el precio total pero en otros hay que sumarle esta cantidad al total del precio del alquiler. Es un pago mensual y los precios son muy dispares, hemos visto desde 1000 hasta 20.000 yenes. Dependerá de como sea el edificio, de donde se encuentre vuestro piso y de las comodidades que este ofrezca.
  • Limpieza al dejar el piso. En muchos inmuebles hay una cláusula en la que se especifica que se tiene que abonar X cantidad cuando abandones el piso en motivo de limpieza del mismo. Al irte, para preparar el piso para que entren nuevos inquilinos, necesitan limpiar y desinfectar la casa. La cuantía depende dependiendo del piso y de la agencia pero hemos visto precios que varían entre 12,000 hasta 50,000 yenes. Y no, no les vale que tu mismo compres productos de limpieza y te dediques un día entero a dejarlo todo impecable.
  • Cuota de renovación (koushouryou 更新料). Este apartado no será especialmente importante para gente que venga con Working Holiday Visa y tenga pensado irse al finalizar la visa. Pero, si por los motivos que sean conseguís quedaros a Japón y estáis muy enamorados de vuestra humilde morada, tenéis que tener en cuenta que muchos pisos, para renovar el contrato, te exigen pagar cierta cantidad para estar otra temporada más. En nuestro caso, si quisiésemos renovar deberíamos pagar 10.000 yenes.
  • Mensualidades por adelantado. Algunas inmobiliarias te piden el alquiler por adelantado de 1 o 2 meses que tienes que pagar de golpe antes de entrar a vivir en el inmueble.

SOMETERSE A LAS PREGUNTAS DE LAS PERSONAS QUE TRABAJAN EN LA INMOBILIARIA

Una vez te encuentras en la inmobiliaria hablando sobre el piso que te interesa y ven que realmente vas a querer alquilar con ellos, te harán una serie de preguntas más bien personales del estilo: ¿Actualmente estás trabajando?, ¿De qué trabajas?, ¿Con qué visa estás en Japón?, ¿Sois pareja?, ¿Cuanto dinero ganas? o ¿Estás estudiando?, entre otras.

Nosotros nos interesamos por dos pisos de dos lugares distintos y en los dos nos hicieron preguntas de este estilo.

Cuando tu vas a alquilar un piso en España no es habitual que te hagan tantas preguntas personales, más bien les interesa que tengas los medios económicos para poder pagar y listo. Vas a las agencias, miras tu piso, entregas la documentación que te piden, habláis de las condiciones del piso y todo arreglado.

PREGUNTAR POR EXTRAS QUE PUEDEN ESTAR, O NO, INCLUIDOS EN EL PRECIO

Una vez tengas claro el piso que quieres tienes que asegurarte de preguntar sobre todo lo que tengas dudas de que pueda entrar o no en el precio del inmueble del que estáis hablando. Os ponemos algunas cosas que para gente serán importantes y para otra gente no lo serán en absoluto pero que no está de más tener en cuenta. Cada uno que elija lo que considere oportuno.

  • Si es un bloque de pisos, preguntar si tiene ascensor.
  • Si tu apartamento incluye plaza de estacionamiento de bicicleta y/o coche o si esta la tienes que pagar aparte cada mes.

  • En Japón hace mucho frío en invierno y mucho calor en verano. Creemos que es importante que en la habitación principal haya un aparato que tire aire caliento y frío.
  • Mirar si las ventanas y/o puertas, tienen mosquitera. Si, hay muchos mosquitos en Japón, estamos a finales de Octubre y aún nos entra alguno que otro.
  • Buscar indicios de que sea un piso con muchas cucarachas. En Japón las cucarachas son como las moscas, hay muchas y en todos los lugares. Suponemos que dependiendo de las zonas, del estado del bloque de pisos, de piso en si y, por supuesto, de la higiene que se tenga en casa, habrá más o menos. A nosotros nos preocupaba especialmente y creemos que hemos tenido suerte, tuvimos algunas en verano por la zona de la cocina que a día de hoy aún no sabemos por donde narices debían entrar.
  • Vigilar si hay algún espacio para poder tender la ropa. Normalmente hay un mini balcón que es más que suficiente.
  • Preguntar si vuestro piso tiene espacio para poder tener una lavadora. Hay muchos pisos que no lo tienen y hay que ir a la lavandería a lavar la ropa.
  • Si el lugar donde vas a vivir permite tener mascotas. En Japón hay muchos lugares donde NO está permitido tener animales de compañía.
  • Tener en cuenta que en muchos pisos baratos en Japón, el retrete y la bañera/ducha está todo junto en un espacio bastante reducido. Los pisos más modernos aunque son pequeños, acostumbran a tenerlo separado.

  • Preguntar si el piso está amueblado o si entra en el precio algún electrodoméstico. Cuando nosotros preguntamos por esto, nos dijeron que no entraba nada, pusimos cara de disgusto, hicieron una llamada y nos «regalaron» una nevera, un fogón y una lavadora de segunda mano.

CÓMO SON LOS PISOS EN JAPÓN

Cuando decides alquilar un apartamento en Japón tienes que tener en cuenta algunos conceptos que son desconocidos para ti y que son muy importantes para entender como son los departamentos en este país.

Te encuentras delante de carteles, mirando pisos, y no paras de ver unas letras que no entiendes para nada. Esas letras vienen a explicarte la distribución del espacio del piso. Veamos esas nuevas y útiles nomenclaturas:

1R: Es lo más básico de todo, viene a ser una simple habitación (1Room), no debería tener entrada de gas para una cocina y puede o no tener lavabo.

1K: Apartamento de una habitación y con cocina (1Kitchen).

1DK: Apartamento de una habitación con cocina y «espacio para comedor» en la zona de la cocina (1Dining Kitchen).

1LDK: Apartamento de una habitación y cocina con una amplia zona para comedor. (1Large Dining Kitchen)

2LDK, 3LDK: El número indica las habitaciones que tiene el apartamento, y lo demás, ya lo conoces.

Si, estos japoneses están locos, usan nomenclatura inglesa para referirse a sus distintos alojamientos aunque luego no entienden nada de inglés. A continuación podéis ver un ejemplo de oferta que nos dieron en la agencia inmobiliaria, ahí aparecen todos los términos explicados anteriormente, ¿seriáis capaces de entenderlo?

DÓNDE COMPRAR MUEBLES BARATOS EN JAPÓN

Bueno, ya hemos encontrado un lugar al que llamar hogar durante nuestra estancia en Japón, hemos pasado por el engorroso trámite de visitar inmobiliarias y hacernos entender y ya nos han dado las llaves para entrar a vivir al piso cuando nos apetezca.

Pero si has llegado hasta este paso es muy probable que el lugar donde entres a vivir esté completamente vacío y necesites comprar muebles y electrodomésticos.

Las recomendaciones que vamos a dar están basadas en nuestra experiencia en la ciudad de Osaka. Puede ser que algunos lugares estén por todo Japón pero puede haber otros que sean exclusivamente de esta zona geográfica, aunque seguro que puedes encontrar cosas parecidas sea cual sea el lugar de Japón donde te encuentres.

Hay que tener en cuenta que no vas a tener un vehículo para transportar objetos grandes y pesados. Esto es un gran inconveniente ya que muchas veces puedes encontrar algo de segunda mano o gratis pero no tienes como llevarlo a tu casa.

Tenemos que decir que los muebles y electrodomésticos nos han parecido bastante caros en general. Quizás veníamos de Nueva Zelanda y estábamos acostumbrados al Warehouse, que es realmente barato y para situaciones como la nuestra fue perfecto aunque la calidad no fuese excelente cumplía perfectamente con su función.

Para comprar muebles y electrodomésticos nuevos y con una relación calidad precio aceptable. Puedes comprarlos online o ir a la tienda física y te los pueden traer a casa:

· Nitori: Vendría a ser el Ikea japonés, tienen un poco de todo a precios asequibles para lo que es Japón. El estilo de los muebles y electrodomésticos es muy parecido a los de Ikea. Hay muchas tiendas en toda la ciudad, se ubican sobretodo dentro de centros comerciales.

· Conan: Esta tienda también tiene muebles y electrodomésticos parecidos a Nitori e Ikea aunque un pelín más baratos. No sueles encontrar tantas en zonas céntricas y las tiendas acostumbran a ser muy grandes y se encuentran en áreas comerciales en barrios más periféricos.

· Ikea: Es la opción que nos ha parecido más cara aunque nos fue bien ojearlo para tener precios de referencia ya que era la única que conocíamos. No hay muchas tiendas, en Osaka solo hay uno y se encuentra bastante lejos del centro.

Para comprar algo de muebles y sobretodo para vasos, utensilios de cocina, y pequeñas cosas, son muy útiles las tiendas de popularmente conocidas como de 100 yenes. Eso no quiere decir que todo lo de la tienda tenga este precio pero si que la gran mayoría de los objetos. Las mejores a nuestro parecer:

· Daiso: La tienda más conocida entre extranjeros de Japón. Se trata de una tienda que vende de todo lo que puedas imaginar y casi todos los productos cuestan 100 yenes. Hay miles de estas tiendas repartidas por todo Japón. 

· Flets 100: Es muy parecida a Daiso pero hay muchísimos menos establecimientos y está más pensada para objetos del hogar.

· Don Quijote: No es una tienda de 100 yenes pero puedes encontrar algunos productos bastante bien de precio o algunas ofertas puntuales que te pueden venir bien, esto siempre pensando en productos para el hogar.

Otra opción que nos parece muy interesante son las tiendas de segunda mano, ya sean físicas o online.

· De tiendas físicas no podemos dar nombres concretos pero en todos los barrios hay alguna. Sino, cuando tengáis el piso solo tenéis que buscar por la zona y seguro que hay alguna. Puedes encontrar desde muebles, electrodomésticos a ropa y, en muchas, te ofrecen llevarte lo que compres a casa gratuitamente o por una pequeña cantidad de dinero.

· Hay varias páginas en internet donde puedes comprar objetos de segunda mano como: Craigslist o Mercari. Aunque eso si, en estos casos vas a depender de la oferta que haya en el momento de tu búsqueda. 

· Grupos de Facebook. Son grupos en los que la gente que deja Japón venden o regalan sus objetos a precios muy económicos la mayoría de las veces o gratis en algunos casos. El único «inconveniente» es que tienes que desplazarte donde vive la persona que ofrece el producto y los tienes que llevar hasta  tu casa con lo que, si es algo muy grande o pesado no va a ser posible transportarlo en transporte público. Los grupos que más útiles nos han sido a nosotros han sido: Osaka Sayonara Sales y Osaka Buy and Sell. 

Si vienes como Working Holiday Visa y tienes pensado abandonar el país una vez el visado expire es que no compres, en la medida de lo posible, cosas nuevas. Hay muchísima gente en la misma situación y la compra-venta de artículos de segunda mano es muy elevada. Ahorrarás mucho dinero que luego puedes invertir en viajar por el país y comer miles de cosas ricas.

Bueno, después de todo este rollazo, aquí llega el final de nuestros consejos para alquilar un piso en Japón sin morir en el intento. Ahora solo queda que te pongas a buscar tu rinconcito de Japón al que llamar hogar. ¡Mucha suerte!

Share: