Cómo conseguir el carnet de conducir japonés con tu carnet español

Si vas a pasar una larga temporada en Japón quizás te interesa hacer la conversión de tu carnet de conducir español al japonés. Si ya tienes permiso de conducir en España el proceso para convalidar tu carnet en Japón es relativamente sencillo. Además eso te permitirá disfrutar con total libertad de la geografía japonesa y llegar a muchos más rincones menos conocidos.

En esta entrada te voy a explicar mi experiencia convalidando el carnet de conducir en Japón. Todos los papeles y documentos que necesité para el proceso y una guía detallada de como tú también puedes hacerlo.

PASOS A SEGUIR PARA OBTENER LA CONVALIDACIÓN DEL CARNET DE CONDUCIR ESPAÑOL AL JAPONÉS. 

Lo primero que te voy a decir es que según del país que sea tu licencia el proceso va a ser más o menos sencillo. Para los españoles, estamos de suerte, y no necesitamos hacer ningún tipo de test ni examen.

Vas a tener que hacer papeleo, bastante. Como ya hemos dicho en otras entradas, en Japón siempre vas a tener que hacer burocracia engorrosa para tramitar cualquier cosa. Más abajo explicamos detalladamente el papeleo que hay que preparar para conseguir tu carnet de conducir japonés.

Te hacen una entrevista y comprueban que hayas vivido en el país donde obtuviste el permiso de conducir al menos durante los tres meses siguientes a la obtención del carnet. Esto lo hacen para evitar que japoneses jóvenes puedan hacer viajes exprés a países vecinos y sacarse el carnet de conducir mucho más rápido y barato que en Japón para después hacer el cambio.

Papeleo japonés

Y por último pero no menos importante, también va a depender de la prefectura desde la cuál quieras hacer el trámite y la época del año. Yo pude realizar todos los trámites en un solo día, pero mejor que lo hagas con tiempo para evitarte sorpresas. Los plazos de entrega de según que documentación por parte de la administración pueden ser más largos. De todos modos, al final del post puedes leer toda mi experiencia haciendo el trámite de obtención de la licencia de conducir japonesa.

Hasta aquí todos lo pasos a seguir, como podéis ver no es que sean muchos. Simplemente ten en cuenta que tienes que llevar toda la documentación que te pidan para no tener que perder tiempo recopilándola nuevamente.

DOCUMENTACIÓN NECESARIA PARA CONSEGUIR TU LICENCIA DE CONDUCIR JAPONESA

El proceso no es difícil pero si tedioso. Si no tienes todo lo necesario no te lo van a hacer, creedme, yo tuve que ir dos veces y no me quedaba precisamente cerca de casa. Aquí van los documentos que tenéis que conseguir:

  • Traducción oficial de tu permiso de conducir. Esto quiere decir que debe hacerse por parte de la embajada o por la Japan Automobile Federation (JAF). Ya te adelanto que esta segunda opción es la mejor.
  • El carnet de coche actual que quieres convertir al japonés. Si dispones de antiguos también puedes llevarlos, yo solamente llevé el actual ya que en él ya aparece la primera fecha de expedición.
  • El certificado de residencia (jumin-hyo 住民票). Esto lo vas a obtener en tu Ward Office. Si quieres ahorrarte un viaje, cuando al Word Office para registrarte en el ayuntamiento y lo escriban en la parte posterior de tu zayru card, pide este documento. Este documente tiene un coste aproximado de unos 300 yenes. 
  • Pasaporte o documentación que acredite tu estancia en Japón.
  • Documentación que demuestre tu residencia en el país donde te sacaste el carnet de al menos tres meses después de obtener tu licencia de coche. Yo por ejemplo, lleve el informe de mi vida laboral.
  • Una fotografía de carnet de 3cm x 2.4cm tomada en los últimos 6 meses. Cualquier fotomatón es válido, no sonreír en exceso y que se vea bien la cara.

CÓMO CONSEGUÍ MI PERMISO DE CONDUCIR JAPONÉS. MI EXPERIENCIA

A continuación voy a explicaros todos los pasos y procesos que yo seguí hasta obtener mi licencia japonesa.

CONSEGUIR TODO EL PAPELEO NECESARIO

Salí de casa con el carnet de conducir español que no esté caducado, el pasaporte en rigor y la tarjeta de residencia en Japón, la Zairyu Card, en la cartera.

Lo primero que tuve que hacer fue ir hasta mi Ward Office y pedir el jumin-hyo, ya que en su día no había pensado en la posibilidad de convalidar mi carnet de coche español y obtener el carnet de conducir japonés y no lo había pedido. Este documento no es gratuito, suele tener un coste de unos 300 yenes. El precio puede variar según vuestro Ward Office, pero ronda ese valor.

Una vez obtenido el jumin-hyo, necesitaba la traducción de mi permiso español. Como ya he dicho hay dos maneras de obtenerlo, o bien, a través de la embajada de tu país o, en las oficinas de la JAF de tu prefectura. La documentación se puede pedir por correo postal aunque el proceso es más largo. Por eso yo opté por dirigirme hasta las oficinas de la JAF de mi zona y realizar todo el trámite allí mismo. De este modo, si había cualquier inconveniente podía intentar resolverlo al momento.

JAF Osaka

En las oficinas de la JAF me atendieron al instante. La verdad es que no había nadie haciendo cola. Un señor japonés muy amablemente me ayudo a rellenar el formulario de solicitud, le deje mi carnet y me esperé una media hora a que el señor hiciese la traducción oficial. Pensad que es posible que se demoren más tiempo si tienen muchas solicitudes. Después de eso, me entregó la documentación e intentó venderme un libro sobre las normas de circulación en Japón. Obviamente no lo compré, eso que me ahorraba, ya tuve que pagar 3000 yenes por la traducción.

Con mi traducción en mano fui hasta la estación de tren más cercana para dirigirme hacia la sede de la policía de Osaka dónde se hacen los test de conducción. En cada ciudad hay uno de estos edificios, AQUÍ encontraréis un listado por prefecturas/ciudades, digamos que cualquier ciudadano que quiera sacarse el permiso de conducir debe ir ahí. Sinceramente desconozco si las pruebas prácticas y teóricas son todas realizadas en ese sitio. Por ejemplo, en España hay escuelas de conducir particulares dónde cada persona paga los cursos que quiera y después se reúnen todos en un lugar para realizar los exámenes prácticos y teóricos.

Metro de Osaka

Todavía me faltaba la foto. Pero en Japón es muy fácil encontrar fotomatones en las estaciones de tren, sobretodo si son relativamente grandes. Cuando llegué a la zona de Kadoma, que es donde se encuentra la sede de la policía, me pude sacar varias fotos. En el propio fotomatón ya te dicen como debe ser la foto, no te tapes las cejas, que no haya reflejos en tus gafas y un montón de directrices un tanto absurdas a mi parecer.

Fotomatón metro de Osaka

MOMENTO DE ENTREGAR LOS DOCUMENTOS Y DE LA ENTREVISTA DEL HORROR

Llegué al edificio finalmente pero con tan mala suerte, que justo en ese momento, los empleados se habían ido a comer. Os recomiendo que comprobéis los horarios antes de ir, ya que hay centros que solamente atienden de mañana. Creo recordar que había indicaciones en inglés, y que en algún sitio pude leer “convert foreing driving license”, y me dirigí hacia ese mostrador. De todos modos, si vais a información y les decís “gaimen kirikae onegaishimasu 外免切替お願いします”  deberían indicaros correctamente.

Trabajadores en Osaka

Con mi poco japonés les pude explicar que iba para lo del carnet. Me hicieron rellenar varios formularios y entregar toda la documentación. Después tuve que esperar mucho rato, más de una hora hasta que me volvieron a llamar.

Fue en ese momento, cuando empezó la tortura. Una señora empezó a hacerme una entrevista en completo japonés. De vez en cuando, se le escapaba alguna palabra en inglés, pero os aseguro que fue un horror. Yo respondía como buenamente podía a todas sus preguntas, que básicamente son: Cuándo te sacaste el carnet, qué tuviste que hacer, cómo es el proceso, qué exámenes hiciste, etc.

Cuando la señora estuvo contenta con las respuestas obtenidas fue cuando me dijo que todo muy bien, pero que no me podía dar el permiso. Decía que no había manera de verificar que yo había estado viviendo en España al menos tres meses después de obtener la licencia de conducir. El pasaporte no es válido ya que en él no aparece ningún sello de entrada a España. En ese momento no disponía de ninguna otra documentación. Así que, me dieron una palmadita en la espalda, y me dijeron que volviera cuando tuviese todos los papeles en orden. Conclusión, llegué a mi casa pasadas las siete de la tarde, gastando unos cuantos miles de yenes y sin mi nuevo carnet de conducir japonés.

esperando en japón

AHORA SI QUE SI, PUEDO CONVALIDAR EL PERMISO DE CONDUCIR ESPAÑOL POR EL CARNET DE CONDUCIR JAPONÉS

A la semana siguiente, salí de casa con todos los documentos que ya tenía de la semana anterior, y volví a la oficina de tránsito con el informe de mi vida laboral de España. En este documento aparecen todas las empresas con fecha de entrada y salida. Pensé que seria válido, ya que las fechas de la obtención del carnet de conducir coincidían con unas que estuve trabajando en una empresa en España. En teoría debería funcionar, pero en este país nunca se sabe, son demasiado cabezas cuadradas en temas de burocracia.

Pero finalmente funcionó, eso si, no sin antes pasar otra mini entrevista para explicar qué era ese documento y qué significaba todo aquello.

Burocracia japonesa

Por fin parecía que la cosa avanzaba. Pasé por caja y me cobraron los 5.600 yenes por la aplicación y expedición del permiso de conducir.

Ahora era el turno de pasar el test de vista. En aquel momento no había nadie esperando, así que fue muy rápido. Te hacen mirar una máquina en la que aparece un circulo con aperturas, les debes decir dónde esta el agujero, por suerte señalando con el dedo también vale.

Al volver al mostrador me explicaron las condiciones de mi nuevo permiso. Básicamente al ser un nuevo conductor debes llevar la pertinente señal de novato durante un año y el carnet tiene una duración de tres años.

Seguidamente me dieron un papelito con un número que no entendí muy bien para que era. En una máquina introduje un pin y me indicaron que fuera al segundo piso. Allí, después de agruparme con un montón de adolescentes que supongo se estarían sacando el carnet, pasamos a tomar la fotografía que iría en el carnet de conducir

documentación carnet de conducir japonés

Salí de allí muy perdido. No sabía adonde tenia que ir después de hacer la foto y empecé a seguir a toda la gente. Terminé dentro de una sala con pupitres con todos los japoneses sentados,. Aquello parecía que iba a ser un examen, y según mi información, yo no tenía que hacer ningún test, ni teórico ni practico. Así que salí de aquella sala en busca de nueva información.

Finalmente alguien me indicó que allí entregaban los carnets. Volví y ya no quedaba nadie, excepto una mujer con varios papeles. Le pregunté sobre mí y, afortunadamente, ¡me entregó mi nuevo y flamante carnet de conducir japonés!

Con él en mano no tardé ni un segundo en salir de aquel edificio e irme a comer un buen ramen de camino a casa.

Ramen

CONSEJO DE NO NOVATO: 

Tened paciencia. Es un proceso sencillo pero largo. Recomiendo hacerlo en dos días, primero agrupar toda la documentación necesaria y, otro día ir a primera hora de la mañana a la oficina de tránsito.

Son muy lentos y vais a necesitar mucho tiempo. Si llegáis muy justos es posible que no puedan hacer todos los trámites el mismo día. Pensad que no es barato, hay que pagar la traducción y la expedición del carnet, además tienes ciertas limitaciones por ser conductor novel el primer año, es un poco rollo. Pero conducir tu propio coche, aunque sea de alquiler, por tierras japonesas, no tiene precio.

Nosotros lo hicimos con la idea de este próximo año, volver a Japón y hacer alguna ruta por sitios más remotos alquilando un coche. Pero gracias a la situación del Covid-19, de momento, no lo hemos podido hacer. Así que hemos no nos ha salido muy a cuenta aún, el tiempo dirá

Si no te quieres perder nuestros próximos artículos suscríbete al blog para seguir nuestras aventuras y conocer más rincones mágicos. Os invitamos también a seguir nuestro Instagram, nuestra página de Facebook y nuestro canal de Youtube! Un saludo viajeros!

Share: