Visitar una cueva de lava en Islandia

Si pensamos en Islandia, es fácil imaginar que un país donde en la mayor parte del año su temperatura no supera los 5ºC tenga cuevas de hielo para poder ser exploradas. Pero seguramente no se nos venga a la cabeza, que en la tierra del fuego y hielo, también existen sus antagonistas, las cuevas de lava.

Aproximadamente por todo el país hay una treintena de ellas en las que te puedes adentrar. Este tipo de cuevas se forma como su propio nombre indica, de la lava después de una erupción volcánica. El magma fluye por la superficie y en cierto punto este se empieza a solidificar, formando esa corteza tan característica de la lava, y que fácilmente reconoceréis en los campos de lava islandeses. Pero la lava inferior no se solidifica, y sigue fluyendo como si fuera un río subterráneo, creando agujeros y pasillos que pasado el tiempo, se convierten en lo que hoy día conocemos, como cuevas de lava.

LAVA CAVE VIDGELMIR 

Si nos vais leyendo por el blog, ya sabréis que, gracias a trabajar en un hotel, tenemos entradas a ciertas actividades de forma gratuita, y en este caso, la cueva de lava Víðgelmir es una de esas actividades, aquí os dejamos su página web. De todos modos, la entrada son 7.000kr por adulto, que, para una excursión de hora y media, no esta tan mal para los precios que se mueven en Islandia.

Se recomienda presentarse unos 10 minutos antes de empezar el tour guiado, en el propio centro proporcionan cascos y linternas frontales para la visita. Es recomendable llevar ropa de abrigo, incluso guantes y gorro, ya que la temperatura en el interior de la cueva suele ser bastante baja pero constante.

Al inicio de la excursión el guía asignado os hará una breve explicación de la formación de la cueva y detalles de la zona. Hay que advertir que todo el recorrido se hace en inglés, por lo que si no dominas el idioma te vas a perder parte de la experiencia, ya que la mitad del tour se basa en las explicaciones y no tanto en la espectacularidad del lugar.

Explorando los túneles de lava

El recorrido por el interior del túnel de lava es de baja dificultad. Todo está habilitado con pasarelas de madera y por lo general, la zona no es resbaladiza a pesar de la humedad interior, es una visita para todas las edades. Cada pocos metros se van haciendo paradas donde el grupo se reúne y el guía empieza a explicar curiosidades del lugar, aquí es donde se puede aprovechar a hacer fotografías mientras escuchas al guía.

Es interesante ver las características de la cueva, si la comparamos con las otras cuevas que hemos podido visitar por Europa, las diferencias son claras. No vas a encontrar las típicas estalactitas y estalagmitas a las que estamos acostumbrados, pero vas a poder observar las paredes de lava solidificada como si fueran chorretones de chocolate, o los pedazos de roca fundida que se desprendieron del techo para formar las llamadas “cacas de lava”.

Al llegar a la última plataforma el guía tiene preparada una sorpresa final, durante toda la excursión hemos podido ir adentrándonos y explorando los túneles gracias a la iluminación instalada, pero es aquí cuando durante aproximadamente un minuto, vas a vivir en la más profunda de las oscuridades.

Es por eso que todavía es más impactante saber que algunos forajidos utilizaban estas cuevas como refugio. Vivir en esas condiciones para no ser encontrados debía ser realmente duro. Por suerte para ellos, los túneles de lava eran el escondite perfecto, ya que las leyendas decían que en ellos vivían trolls (incluso en esta cueva podrás ver una cabeza de troll si prestas atención y vuestro guía quiere enseñárosla), y es por eso que la gente no solía adentrarse en ellas

Para nosotros hacer esta excursión mereció la pena. Creemos que cualquier excursión a una cueva de lava de las que hay por toda Islandia es una buena inversión de tiempo y dinero. Volvemos a decir que no es tanto por la espectacularidad del lugar, es cierto que durante tu viaje a Islandia vas a poder ver mejores maravillas de la naturaleza, pero es una visita muy interesante y entretenida.

Share: