Entrevista sobre la Working Holiday Visa Japón a “Nihonnoyume”

Empezamos esta sección de entrevistas sobre la Working Holiday Visa Japón con Maria, una chica de 27 años nacida en Lleida. A los 18 años se mudo a Barcelona para estudiar y vivió en la ciudad condal los siguientes seis años. Después, decidió cambiar el rumbo de su vida e irse a Japón con la WHV, hace poco volvió justo antes de la pandemia. Ahora vive entre Lleida y Barcelona, y cuando se le permita, espera volver a Japón.

Indice de contenidos de la página

¿Por qué decidiste pedir la WHV para Japón?

Japón siempre me había gustado; el manga, anime, la cultura, la comida… Pero nunca me había planteado ir por un tiempo. Es más, nunca había viajado allí. Pero, siempre había dicho que, si iba a Japón, era para estar más tiempo que un viaje de 15 días, y que me gustaría ver todas las estaciones del año allí. Y mira, la vida da muchas vueltas… En el 2018, estaba un poco saturada con mi vida; hacia dos años que había terminado mi carrera y aún no había encontrado un trabajo que me llenase completamente. Ir a Japón entró en mi mente un día y no me lo pude sacar más. Es así, que a finales de 2018 dejé mi trabajo y me fui dos meses a Japón para tener mi primer contacto y al volver, tardé cuatro meses en pedir la Working Holiday e irme otra vez.

¿Era tu primera vez en Japón? Si ya habías viajado al país, ¿Cuántas veces habías estado?

Sí, como he dicho antes, había viajado una vez. Mi primer viaje fue de mediados de septiembre hasta mediados de noviembre de 2018. Antes de decidir pedir la Working Holiday, necesitaba ver qué tipo de país era (una cosa es lo que te dicen, la otra es lo que ves), y decidí ir allí para hacer un voluntariado y poderme quedar más tiempo de forma más económica.

¿En qué ciudad decidiste vivir?, O ¿decidiste ir dando vueltas por el país de un lado a otro?

Me quedé en Tokio. Me hubiese gustado cambiar de lugar, pero ya desde un principio encontré dos trabajos que me encantaron y unos de ellos me requería en Tokio, además que conocía más gente en Tokio.

¿Dónde has estado viviendo durante este año en Japón? ¿Fue fácil encontrar un lugar donde vivir?

Mi estancia en Tokio fue un poco movida – empecé viviendo en Saitama, al mes me mudé a una shared house en Nakano, y a los cuatro meses de irme de Japón viví en un piso en Kanagawa.

Mi situación es un poco única, ya que los pisos en Saitama y Kanagawa eran de personas que conocía. Así que hablaré de mi experiencia buscando la shared house, ya que es lo que hice yo sola. Para mi no fue nada difícil encontrarla, estaba ya en Japón y pude ir a visitarla antes. La comunicación fue en inglés, muy rápido y fluido.

¿Cuál crees que es el mejor lugar para vivir en Japón?

Depende mucho de tus expectativas. Yo elegí Tokio porque allí tenía conocidos y me parecía una ciudad llena de actividades y muy bien comunicada. Además, yo había pasado los dos primeros meses de turista en Tokio, así que ya me conocía bastante bien la ciudad. No pensé en vivir en otro sitio, aunque recomendaría Osaka o Kioto si se quiere gastar menos y vivir en una ciudad más “pequeña” (¡Tokio es MUY grande!).

¿Cuál es tu lugar favorito de Japón?

¡Otra pregunta difícil! No podría decirte un lugar. Lo que si que te puedo decir es que los mejores lugares en Japón, para mi, son aquellos que me hacían recordar que estaba en Japón: un templo pequeño, una tienda de manga imposible de encontrar en otros países, una casa tradicional japonesa…

¿Qué sentiste durante tu primer mes en Japón? Qué fue lo que más te sorprendió.

No noté tantos cambios el primer mes. Es curioso, pero los primeros meses estaba en una burbuja de felicidad y todo me sorprendía. Era una sensación distinta que poco a poco fui “perdiendo”, ya que Japón pasó de ser algo nuevo a mi nueva realidad.

¿Tuviste muchos choques culturales o conocías bien las costumbres japonesas?

Yo creía conocer la cultura japonesa, pero créeme, creo que nadie puede decir que la conoce bien a no ser que tengas una larga experiencia conviviendo entre japoneses. Por mis vivencias personales, puedo decir que tuve un gran choque con la cultura, sobre todo al principio, y que esto me marcó bastante mi estancia en Japón. A pesar de conocer todas las costumbres japonesas, de haber leído, incluso escrito sobre ellas, aún me faltaba profundizar más, ya que las acciones más pequeñas de la cultura fueron las que me sorprendieron, y actitudes de personas cercanas japonesas me hicieron ver que me quedaba mucho por conocer.

¿Utilizaste plataformas como Couchsurfing, Airbnb o Housesitting durante tu estancia? ¿Las recomiendas?

Utilicé la plataforma workaway y una noche Airbnb en mi estancia como turista. Durante mi período de visado Working Holidays, no utilicé ninguna plataforma. Pero yo recomendaría estas plataformas a esa gente que quiera ahorrar dinero – sobretodo couchsurfing y este estilo de plataformas. Con respeto a Airbnb, me dejó un poco que desear por experiencias de amigos que alquilaron casas en Tokio, aunque la noche que pasé yo utilizando la plataforma fue perfecta.

¿Qué consejo le darías a alguien que fuese a pedir la WHV para Japón?

Que piense muy bien donde va. Japón es un país impresionante, pero no deja de ser un país muy distinto al nuestro. Lee sobre la cultura e infórmate sobre todos los pasos que tienes que hacer al llegar. He conocido gente que ha llegado muy perdida a Japón y se ha visto agobiada por la situación. Japón es un país genial, con muchas oportunidades, pero creo que es importante una buena planificación mental para conseguir tus objetivos. ¡Ah! Y recomendaría estudiar japonés. No es un MUST, pero yo llegué con mis cuatro palabras y muchas veces hubiese agradecido saber más. Además, si tienes mejor nivel de japonés, puedes tener mejor trabajo.

¿Contrataste algún seguro médico internacional o te inscribiste en el sistema de salud nacional, o ambos? ¿En caso que contratases un seguro médico internacional, ¿Cuál fue?, ¿Lo usaste? ¿Lo recomiendas?

Contraté seguro privado y me inscribí al nacional. De hecho, es obligatorio estar en el nacional. Nunca usé nada (¡por suerte!), así que no te puedo dar una opinión al respeto.

¿Tienes alguna enfermedad crónica por la que necesites medicación o tomas algún tipo de medicación diaria? ¿Cómo lo hiciste para poder seguir con el tratamiento en Japón?

No necesito nada 😉

¿Tienes alguna intolerancia alimentaria?

No!

¿Eres vegano/a, o vegetariana? Si es que si, ¿Cómo fue tu alimentación estando en Japón?, ¿Podías ir a comer a restaurantes con facilidad?

No era vegetariana, pero si que los dos últimos meses disminuí mi consumo de carne a lo más mínimo y frecuentaba restaurantes vegetarianos. Puedo decirte que en Tokio hay mucha variedad, y puedes comer tranquilamente vegetariano. Eso sí, los restaurantes de este estilo suelen ser más caros.

¿Qué opinas sobre la comida japonesa?. Dime tus tres platos favoritos

Tuve una relación de amor-odio durante mi estancia allí. Fue curioso. A mi me encanta la comida japonesa (me encanta la comida en general), y llegué muy emocionada e intentando consumir solo comida japonesa. A los siete u ocho meses, mi cuerpo no pudo más y tenia muchos antojos que solo se encontraban en mi país, incluso había comida japonesa que, a pesar de volverme loca, ya no podía consumir (por ejemplo, el ramen, el takoyaki…). Al final de mi estancia, esta sensación se me pasó, y ahora mismo puedo decir que volvería a comer todo aquello que en ese momento no podía comer.
El único plato que podía comer sin problemas durante toda mi estancia fue el sushi. Así pues, voy a decir que mi comida favorita es el sushi y todo lo que tenga pescado crudo (como el chirashi), más en concreto, el atún. ¡Me vuelve loca! Otra comida japonesa que me encantaba eran los bentos que vendían en los súpers: con poteto salada, karaage, etc… cada vez intentaba variar. Y, siguiendo el estilo, con un poco más de clase, me encanta comer kaiseki (la comida tradicional japonesa con muchos platos). Tuve la oportunidad varias veces y este fue el momento de máxima felicidad culinaria en Japón.

¿Te costo mucho conseguir trabajo? ¿De qué trabajaste?

A mi no me costó encontrar trabajo, aun que fueron una serie de casualidades que me hicieron trabajar de lo que yo quería. Trabajé en dos empresas de tours como guía en Tokio y en otra creando contenido audiovisual. Pude hacer los trabajos de guía porque previamente ya había pasado dos meses viviendo en Tokio y conociendo sus rincones, y por el tema de creación de contenido, lo pude conseguir por mi experiencia previa.

¿Cuántas horas trabajabas?¿Cuál era tu salario?

Era freelance, así que no tenía horas. Mi vida en Japón no era para nada rutinaria, así que no puedo decirte ni mi salario ni mis horarios, ya que variaban cada mes.

¿Crees que es un país en el que puedes vivir cómodamente con el salario que tu cobrabas?

Como en cualquier país, ser freelance no es sinónimo de estabilidad, sobre todo cuando empiezas desde cero. La el kit de la cuestión con mi trabajo era ahorrar para “sobrevivir” los meses flojos.

¿Cómo era un día de trabajo normal allí en Japón? Qué hacías, a qué hora te levantabas, el transporte, qué comías, etc.

Voy a poner un ejemplo de tour. Trabajaba con dos compañías, en una el tour empezaba a las 9 y la otra a las 10. Tenía que salir normalmente una hora antes de casa como mínimo (las distancias en Tokio son grandes), así que, me levantaba entre las 6:30/7:30. Los tours tenían una duración de 8 horas, y comía con los clientes. Cada tour era distinto, dependiendo mucho de los clientes y de lo que querían ver. Yo les mostraba, les explicaba y respondía sus preguntas. El tour terminaba a las 8 horas, aun que normalmente no se terminaba a la hora. Después ya era mi elección, quedarme en la calle o volver a casa, ¡dependiendo de mi cansancio! Tengo anécdotas con cada uno de los clientes, así que cada día era una aventura.

¿Notaste algún trato diferente, para bien o para mal, simplemente por ser extranjero?

Es normal que te traten diferente por ser extranjero. En mi caso, al no dominar el idioma, se nota; muchas veces era para bien, ya que intentaban ayudarte. Pocas veces noté que me tratasen mal, tuve alguna experiencia negativa, pero pocas.

¿Cuál era tu nivel de japonés al llegar a Japón?¿Aprendiste el idioma durante el año que estuviste allí? ¿Llegaste a ir a clases de japonés?

¡Creo que ya he medio respondido esta pregunta! Llegué allí con un nivel muy bajo. Había intentado estudiar, pero no tenía ni un N5. Allí, en verdad, aprender japonés no era mi prioridad, aun que me hubiese encantado aprender más. Quedé algunas veces con un profesor japonés para estudiar, pero no tenía tiempo, así que duró muy poco.

¿Hay algo que te llevaste de tu país antes de ir a Japón o una vez estando allí echaste de menos no haberte llevado?

Me llevé desodorantes, que me habían dicho que había poco, y algo de comida (¡yo llegué justo antes de la prohibición de los embutidos!). También me llevé medicamentos básicos para tener mi botiquín y mis champús especiales para el pelo.

Como ya he dicho antes, eché MUCHO de menos la comida: embutidos, aceitunas, aceite… en Japón hay, pero es muy caro, y la calidad a veces deja mucho que desear.

¿Es fácil conocer a gente? ¿Y hacer amigos japoneses?

¡Es una pregunta muy amplia! Desde mi punto de vista, en Tokio, es difícil hacer amigos. Conocer gente no, pero hacer amigos si. La gente está muy ocupada, la ciudad es demasiado grande, y el tiempo es oro. Así que yo eché mucho de menos el poder quedar con alguien que vive a 10 minutos de mi casa, o las quedadas improvisadas.
Con respeto a hacer amigos japoneses, es otra pregunta bastante personal. Desde mi punto de vista, con mi nivel de japonés y mi forma de ser, si lo fue. Que conste que intenté conocer a gente del país, pero mis experiencias fueron bastante negativas. Ojo, no quiere decir que no se pueda, conozco a gente que tiene buenos amigos. Pero en mi caso, muchos de los chicos japoneses se acercaban por razones obvias que yo no compartía y las chicas, simplemente desaparecían después de hablar un tiempo. Quizás me faltó más paciencia o más años en Japón, quien sabe.

¿Tienes pensado hacer otra Working Holiday Visa a otro país?

¡No! Nunca había pensado ir a Japón y tampoco me había planteado ir a otro país fuera de la Unión Europea. De momento no hay ningún plan.

¿Te gusta el manga o el anime? Si te gusta cuéntanos qué animes o mangas son tus favoritos.

Me gustaba mucho, ahora no consumo. Me quedé con los mangas y animes de mi adolescencia, así que voy a decir que tengo especial recuerdo de los mangas de Arina Tanemura y los animes de Sakura, Sailor Moon, Detective Conan, Doremi…

¿Ligaste mucho?

HAHAH, qué pregunta. Digamos que allí encontré algo muy especial 🙂

¿Volverías a Japón?

Ahora mismo, ¡sí! Cuando dejen entrar turistas, es muy seguro que vuelva.

¿Te ha quedado algo pendiente por hacer en Japón?

¡Claro! Seguir conociendo lugares, es un país que nunca termina.

Y ya por último, ¿Recomiendas hacer la Working Holiday Visa para Japón? Cuéntanos tus sensaciones después de haber vivido un año entero allí, si cambiarías alguna cosa que has hecho o ha sido simplemente un año perfecto.

¡Sí! Lo recomiendo completamente. Pero, sobre todo, con buena premeditación y planificación del año. Mi año no fue perfecto, pero creo que conseguí autonomía y unos trabajos que me gustaron (incluso sigo trabajando por alguna de estas empresas) y ¡pude cumplir mi objetivo de ver todas las estaciones del año en Japón! Lo único que cambiaría es… ¡sacar más fotos! 😉

Instagram: @nihonnoyume

Web: https://voyapon.com/

También, si quieres conocer otra experiencia distinta de alguien en Japón con la Working Holiday Visa, ¡no os perdáis la entrevista a Yoru!

Si no te quieres perder nuestros próximos artículos suscríbete al blog para seguir nuestras aventuras y conocer más rincones mágicos. Os invitamos también a seguir nuestro Instagram, nuestra página de Facebook y nuestro canal de Youtube! Un saludo viajeros!

Share: