Excursión a Mura y Puig de la Balma

Parece mentira que nunca hubiésemos hecho una excursión a Mura ya que solo se encuentra a veinte quilómetros de nuestra ciudad, Manresa.

Pensábamos que la gente exageraba cuando leíamos que Mura es uno de los pueblos más bonitos de Cataluña y la verdad, es que damos fe de su belleza. Mura es un pueblecito medieval encantador muy bien conservado al que no le falta ningún detalle: calles empedradas, casitas de piedra, calles adornadas con flores, todo muy ordenado y limpio y una de las cosas más importantes, ¡hacen muy buena comida!.

Puede pasar que después de visitar un lugar del que tantas veces la gente habla maravillas que al conocerlo te decepcione. Creemos que con Mura eso no te puede pasar. Te puede gustar más o te puede gustar menos pero nadie puede negar la belleza del lugar.

CÓMO LLEGAR A MURA

Mura se encuentra en la comarca del Bages y a solo a unos 60 quilómetros en coche desde Barcelona, lo que la hace una visita ideal para hacer una escapada de un día de lo más agradable. Aparte de en vehículo privado también podemos llegar en autobús o en tren aunque las combinaciones no son demasiado buenas.

En el pueblo no puedes aparcar en cualquier lugar, sino que hay distintos aparcamientos ubicados a las afueras del pueblo para poder hacerlo. Solo permiten la circulación de vehículos dentro del pueblo si eres vecino de la población. Dicen que en temporada alta se llena bastante, nosotros, no sabemos si a causa del Covid-19, porque era entre semana o por ir fuera de temporada, pero estábamos solos en uno de los aparcamientos y había muy poca gente en el pueblo en general.

QUÉ VER EN MURA

El pueblo es muy pequeñito y te permite recorrerlo a pie muy cómodamente, el único inconveniente por decir alguno, son sus cuestas. Si se os ocurre ir en un día caluroso como nosotros, tomároslo con calma y ánimos con las subidas y bajadas.

Nosotros empezamos el día haciendo una pequeña excursión al Puig de la Balma andando desde Mura. Fue una caminata cortita y muy agradable apta para cualquier persona que este en un mínimo aceptable de condición física.

El Puig de la Balma es una masía del siglo XII construida en la roca con veintiséis generaciones por detrás. Es un lugar único en el que además de admirar su peculiaridad podrás alojarte en un espacio histórico único con un ambiente totalmente rural o pegarte un banquete a base de cocina tradicional catalana con productos de proximidad en el restaurante. Nosotros nos quedamos con las ganas de comer allí, esperamos ir algún día para ver si cumple con las expectativas.

Curiosidad: En el Puig de la Balma se han rodado películas históricas como “Bruc” o “Pa negre”.

Después de la caminata nos entró el hambre y fuimos a comer a uno de los sitios que nos habían recomendado por su relación calidad-precio: el restaurante “L’Hostal de Mura”.

Al terminarnos la copiosa comida y, para no dormirnos, fuimos a andar por las callejuelas del pueblo, que es lo mejor que puedes hacer en Mura. No te cansarás de recorrer calle arriba calle abajo viendo las casitas de piedra con sus increíbles puertas perfectamente conservadas y mimetizadas con la belleza añeja del lugar. Admirar y buscar los detalles que aún perduran de hace cientos de años y que te transportan al medievo en un suspiro resulta muy entretenido de hacer mientras paseas.

Cerca de donde comimos llegamos paseando hasta llegar a la iglesia románica de Sant Martí, uno de los puntos más visitados y fotografiados del pueblo. Una lástima que solo abra sus puertas los domingos de 12:00 a 13:00 para poder ver su interior.

Nuestra intención era ir andando hasta el Gorg del Pare y hacer una excursión por las distintas fuentes que hay en Mura, pero vimos que la riera de Nespres estaba muy seca y nos comentaron que no bajaba casi agua en la cascada del Gorg del Pare. Así que lo dejamos para la próxima visita que esperamos que sea este próximo otoño.

De camino a las afueras del pueblo paseando al lado del río, llegamos a la Ermita de Sant Antoni, una capilla pequeñita rural románica dedicada a San Antonio de Pádua. Una lástima que también estuviese cerrada porque, desde la ventanita, tenía muy buena pinta.

Ya de vuelta al pueblo nos perdimos otra vez por las calles de Mura dando un rodeo de camino al coche, disfrutando del silencio y la tranquilidad que transmitía el lugar esa tarde de finales de verano. Aquí acaba nuestra excursión a Mura y nuestra primera toma de contacto con el pueblo.

Curiosidad: Mura se encuentra dentro del parque natural protegido de Sant Llorenç del Munt i l’Obac. Según nos dijo uno de los encargados de conservar el parque natural, este es uno de los más visitados de Cataluña. El Parc Natural de Sant Llorenç del Munt i l’Obac se creó en 1972 y ha beneficiado enormemente al pueblo atrayendo aun a más visitantes y excursionistas. Las excursiones estrella son hacer las dos cumbres más importantes: La Mola (1.103m) y el Montcau (1.056m).

DÓNDE COMER EN MURA

Habíamos leído repetidamente estos restaurantes en Mura y parecía que todos merecían la pena: Restaurant La Pujada, Cal Carter, Les Olles dels Caus y L’Hostal de Mura.

Al final nos decantamos por l’Hostal de Mura porque conocíamos a gente que había ido y también, para ser sinceros, era el más económico de los tres. Nosotros fuimos sin reserva porque somos así de majos y, aunque casi no había turistas en las calles, estaba prácticamente todo lleno. Suerte que al ser dos y al no importarnos comer en el comedor interior pudieron apañarnos una mesa. Os recomendamos reservar si tenéis pensado ir al pueblo y comer por allí en alguno de sus restaurantes. 

El menú nos costó 12,50€ por persona, con aperitivo de patatas y olivas. De primero pedimos fideuá y garbanzos, de segundo estofado de ternera con setas y butifarra con patatas, y para terminar, una mouse de limón con arándanos y flan de huevo casero.

Si no te quieres perder nuestros próximos artículos suscríbete al blog para seguir nuestras aventuras y conocer más rincones mágicos. Os invitamos también a seguir nuestro Instagram, nuestra página de Facebook y nuestro canal de Youtube! Un saludo viajeros!

Share: