Háafell, la granja que salvó a las cabras islandesas de la desaparición

La granja de Háafell, además de haber hecho un gran papel de conservación de esta especie de cabras en peligro de extinción, también es el lugar donde viven las cabras de Juego de Tronos en Islandia.

Estas cabras islandesas estuvieron al borde de la extinción hace poco más de 30 años, llegando a haber solamente 90 ejemplares de estos animales en todo el mundo. El matrimonio que entonces se hacía cargo de la granja jugó un papel fundamental en la conservación de esta especie de cabras autóctonas de Islandia.

Hoy en día se puede visitar la granja, jugar con las amigables cabras y hacerte las fotos que quieras, además de degustar y comprar varios productos elaborados a mano con materia local y ecológico.

Cabras islandesas jugando con ruedas

¿QUÉ ENCONTRARÁS EN LA VISITA A LA GRANJA DE CABRAS ISLANDESA HÁAFELL?

Las cabras que encontrarás en esta granja fueron importadas por colonos noruegos. Con el paso del tiempo, los islandeses empezaron a preferir la crianza de ovejas frente a las cabras y poco a poco fue disminuyendo el número de ejemplares.

De este modo, en la década de los 90s, las cabras islandesas estuvieron a punto de desaparecer llegando a haber tan solo 3 ejemplares de cabras islandesas en toda la isla. Estos poquitos ejemplares fueron alojados en la granja de Háafell y así consiguieron recuperarse de su extinción hasta convertirse, a día de hoy, en la granja de cabras más grande de Islandia.

Cabra islandesa sonriente en la granja de Háafell

Ahora, esta pequeña granja familiar es el hogar de aproximadamente 400 cabras, entre ejemplares adultos y jóvenes. Durante nuestra visita pudimos ver de todos tipos, ya que había un montón de despiertas, además las pequeñitas estaban bastante activas. Esta pequeña que Anna tiene en brazos era super cariñosa y se dejaba coger muy fácilmente.

Chica jugando con las cabras de juego de Tronos en Islandia

Como dato curioso, comentar que las cabras de la granja de Háafell se convirtieron en estrellas de la televisión al aparecer en la serie Juego de Tronos durante la 4a temporada. Una veintena de ellas fueron las elegidas, y una de ellas tuvo la suerte y el honor de ser devorada por el dragón de Daenerys.

¿CÓMO ES LA VISITA A LA GRANJA DE CABRAS DE JUEGO DE TRONOS?

La entrada para visitar el recinto donde viven las cabras cuesta 500 ISK, lo que viene siendo unos 3,30€.
La granja está abierta en verano y tiene un horario regular. Del 1 Junio al 31 de Agosto abren todos los días de 13:00 a 18:00. Durante el resto del año si se quiere visitar se puede llamar para concretar una hora y día. Normalmente no hay problema, ya que los dueños están trabajando allí mismo todo el año.

acariciando un ejemplar de cabra islandesa

Una vez en el lugar y habiendo pagado la entrada, algún trabajador de la granja os invitará a pasar al campo dónde viven las cabras y os explicará ciertas curiosidades de las mismas.

Algunas tienen nombre propio y, aunque parezca mentira, son unos animales muy amigables. Les encanta jugar y ser acariciadas por los visitantes, notaréis enseguida si alguna quiere vuestra atención o prefiere que la dejéis en paz. En más de una ocasión os encontraréis a alguna cabra frotándose en vuestras piernas, cuál gato, para que le hagáis caso.

Cabra islandesa que apareció en un episodio de Game of Thrones

Y aquí os presentamos a una de las famosas cabras de Juego de Tronos en Islandia posando para nuestra cámara. Esta era un claro ejemplo de cabra a la que no le apetecía que la estuviesen molestando, así que no estuvimos con ella nada más que para hacerle esta foto en la distancia. El chico nos contó que, además, es una de las cabras más longevas y grande en tamaño que hay en la granja.

Aquí tenéis el fragmento de episodio donde aparecen varias de ellas, pastando tan ricamente hasta que ocurre el desastre. La cabra devorada por el dragón era “Casanova“. Esta cabra ya era famosa en el país por nacer sin pelaje debido a una enfermedad. De pequeña le ponían ropa para mantener su temperatura corporal y, por este motivo, se hizo famosa en Islandia. Después, de mayor, tuvo la suerte de ser la escogida para ser la “protagonista” en la serie Game of Thrones.

PRODUCTOS KM0 DE ISLANDIA

Cuando ya no te queden fuerzas para seguir acariciando a las juguetonas cabras, puedes volver a la caseta donde la dueña del lugar te ofrecerá la degustación de varios productos de elaboración propia. Esta degustación está incluida en el precio de la entrada.

La pequeña degustación consiste en gelatinas de flores de la zona, quesos elaborados a partir de leche de cabra, hasta patés o salchichas de hechos con los hermanos de estos animales con los que estuviste jugando hace poco.

Las cabras de Islandia en la granja de Húsafell

Todos los productos son muy buenos, de echo, pensamos en comprar un queso, pero habíamos comprado queso hacía poco y nos daba miedo que se echase a perder. Queda pendiente.

Nuestra recomendación es que probéis los helados. Por lo general los helados en Islandia tienen muy buena fama, pero os podemos asegurar que esté elaborado con leche de cabra que comimos en la granja de Háafell fue uno de los mejores que jamás hayamos probado. Cuando estuvimos tenían helado de tres gustos distintos: vainilla, menta y chocolate, Probamos los de menta y chocolate, a día de hoy no podemos decir cuál estaba más rico.

Helado hecho de leche de cabra en Islandia

¿RECOMENDAMOS LA VISITA A LA GRANJA HÁAFELL Y SUS CABRAS?

Rotundamente si, y más si viajas con niños. Es una visita relativamente rápida, económica y divertida, además si vas a ver la cascada Hraunfossar no tienes excusa para no visitar este lugar tan auténtico y especial, ya que queda muy cerquita en coche.

Aquí, además de poder ver las famosas cabras de Juego de Tronos de Islandia, podrás interactuar con gente local, conocer un poco más sobre estos animales tan graciosos, visitar un lugar no muy frecuentado por el turismo y conocer de primera mano productos típicos islandeses.

El trato tanto de la dueña del lugar como del chico que estaba a cargo de hacer la visita con las cabras fue excelente. Nos explicaban muchas curiosidades, eran super atentos y se les nota que les apasiona lo que hacen.

Eso si, si decidís venir hasta aquí, no os podéis ir sin probar el helado que hacen con la leche de las cabras. Es espectacular, no es muy grande, pero no podéis marcharos de la granja sin probarlo, ya no te lo repetimos más veces.

Si quieres ver otras actividades y/o excursiones en Islandia no te pierdas la entrada donde hablamos sobre la excursión al interior del glaciar Langjokull o el impresionante treking que te lleva a la cascada Glymur.

Si no te quieres perder nuestros próximos artículos suscríbete al blog para seguir nuestras aventuras y conocer más rincones mágicos. Os invitamos también a seguir nuestro Instagram, nuestra página de Facebook y nuestro canal de Youtube! Un saludo viajeros!

Share: