Trámites al llegar a Japón con WHV

QUÉ HACER EN EL AYUNTAMIENTO DE JAPÓN. PASO A PASO.

Bueno, perfecto, ya tenemos nuestra visa para un año, hemos preparado todo lo que podemos antes de salir de casa pero… ahora la parte más difícil de todas, apañártelas para hacer todos los trámites y gestiones cuando llegues a Japón con la Working Holiday Visa.

¿Por qué decimos que es la parte más difícil?
Si tienes un buen nivel de japonés puede que esta parte solo sea aburrida o tediosa, pero si no tienes ni papa de japonés te va a tocar armarte de paciencia porque aquí muy (MUY) poca gente habla inglés. Quizás los jóvenes de hoy en día tengan más nivel de inglés y menos vergüenza a la hora de hablar, pero la gente que ya está trabajando y que os van a atender para poder realizar todas estas gestiones, la gran mayoría, NO va a saber inglés.

Puedes pensar, vale, yo también digo que no sé inglés pero para apañármelas con 4 preguntas del tipo: What can I do?, Do you know..? seguro que podemos entendernos… No?. Pues no, hay gente que no te va a entender ni una sola palabra, aunque sospechamos que es más vergüenza que otra cosa y hacen ver que no entienden nada para no hablarte en inglés.

Os vamos a contar nuestras experiencias en la ciudad de Osaka mostrándoos las dificultades (o no) que nos hemos encontrado. Repetimos, hablamos desde nuestra experiencia en este lugar concreto, ni a todo el mundo le pasan las mismas cosas ni todas las zonas de Japón son iguales, cada situación es diferente.

Allá vamos, ¡A por la aburrida, tediosa y odiosa burocracia japonesa!

CONSEGUIR LA ZAIRYU CARD, LA TARJETA DE RESIDENCIA

¿Qué es la Zairyu Card?

Es una tarjeta de identidad obligatoria para personas que van a residir en Japón a mediano y largo plazo. Para que te la den necesitas tener un visado de tres meses o más para permanecer en Japón y una dirección postal válida.

Después del largo vuelo aterrizáis a Japón y la persona que está en la aduana le dará el visto bueno a tu visado de Working Holiday Visa (a nosotros no nos preguntaron absolutamente nada por cierto). Esta misma persona procede a pegarte un sello en el que aparece la fecha que expira tu visado y grapan en la misma hoja un papel explicando las actividades que podemos realizar con este visado en el país.

En este mismo momento, sin tener que hacer absolutamente nada, te entregan tu Zairyu Card (viene a ser tu DNI japonés) sin más complicaciones. Esto es así si entras por uno de los principales aeropuertos del país (Kansai, Chubu, Haneda o Narita), si entras por otro aeropuerto deberás obtener tu Zairyu Card una vez notifiques tu domicilio en el ayuntamiento de la ciudad/pueblo que elijas vivir y te la entregarán allí.

En nuestro caso, entramos por el aeropuerto de Kansai, cuando llegamos a la zona de aduanas un par de señoras iban recogiendo los papeles que debes rellenar para entrar al país. Allí vieron que nuestra visa era de Working Holiday, así que nos apartaron y muy amablemente nos hicieron pasar por unas ventanillas diferentes e hicimos allí todo el procedimiento con el mismo agente en menos de 10 minutos cada uno.

A partir de este momento, esa tarjeta pasa a ser el objeto más preciado que vas a llevar encima (más que el pasaporte). Sin esta tarjeta no podrías hacer muchas de las gestiones que nombraremos más adelante.

REGISTRARTE EN EL AYUNTAMIENTO

Esto vendría a ser empadronarse en tu barrio. Teóricamente te dan un plazo de 14 días para que hagas el trámite, de lo contrario podríamos decir que estas de «ilegal» en tu barrio. No te preocupes, no es nada grave, más bien es una de esas leyes japonesas que debes cumplir para ser un buen ciudadano y dejar constancia de que resides en ese área y, si lo puedes cumplir, hazlo y empieza bien en el país.

Para registrarte debes ir al ayuntamiento (Ward Office) que le corresponda a tu domicilio según la zona en la que vayas a vivir. Es un poco lío saber cual es tu Ward Office sobretodo en ciudades tan grandes como Tokyo u Osaka en las que cada barrio de la ciudad tiene su propio ayuntamiento. No importa que dentro de ese plazo de 14 días te estés quedando en un hostal u hotel y no sea definitivo, deberías ir a hacer este tramite con la dirección del hostal en cuestión y, más adelante, si cambias de domicilio ir al ayuntamiento que le corresponda al nuevo domicilio y volver a hacer lo mismo.

Esta parte empieza a ponerse divertida por el idioma, como ya hemos dicho, hay muy pocas personas que hablen inglés y si lo hablan es muy muy básico, tan básico que es bastante complicado entenderte con el inglés. Eso si, le ponen mucha simpatía y sonrisas amables al asunto, no desesperes, terminarás haciendo todas las gestiones siempre (con más o menos tiempo, eso si).

Para poder hacer este trámite tienes que llevar contigo el pasaporte, con el papelito grapado que te pusieron en el aeropuerto, y la Zairyu Card (si no te la dieron en el aeropuerto este es el momento de obtenerla). En el dorso de la Zairyu Carden imprimirán (o escribirán kanjis terriblemente difíciles en un espacio minúsculo a mano) la dirección de vuestro nuevo hogar en Japón.

Vas a tener que rellenar algunos formularios que están escritos en perfecto japonés pero seguro que habrá alguien muy amable que os ayudará si no lo entendéis. Son las típicas hojas de información personal y algunas preguntas sobre el lugar de residencia. Una de ellas es: ¿Quién es el dueño del lugar donde vives?, ¿Como se llama?, hemos leído que ha habido gente que ha tenido problemas (gente que vive en hostales sobretodo) porque le han dicho que necesita una autorización del dueño para poder finalizar este proceso donde aparezca quien es y especificando que puedes quedarte en «su casa».

Nosotros hemos hecho este registro dos veces. La primera cuando llegamos a Osaka al Airbnb, donde estuvimos un mes aproximadamente. En ese ayuntamiento sabían un poco de inglés (para nuestra sorpresa y alivio) y no nos pidieron autorización alguna. En el segundo lugar nos hicieron ir una hora más tarde porqué llegaba alguien que hablaba inglés y la única palabra que nos dijo en inglés fue “Hello”, así que podríamos habernos ahorrado esa hora. En los dos lugares fue bastante sencillo pero tuvimos que esperar más de 30 minutos solo por imprimir/escribir la dirección y en total estuvimos más de una hora, todo esto sin haber colas, burocracia japonesa.

En el caso de mudarte tienes que notificarlo en la Ward Office en la que estás registrado y darte de baja. En un plazo de 14 días, debes ir a la nueva Ward Office del lugar al que vayas a vivir a darte nuevamente de alta. Y así todas las veces que cambies de domicilio en Japón mientras estés con Working Holiday Visa.

Esta es otra de las razones por las que creemos que estar recorriendo el país constantemente y cambiando de residencia a menudo tiene que ser terriblemente agotador, siempre y cuando te comportes como un buen ciudadano que hace su pertinente registro de domicilio.

SEGURO DE SALUD NACIONAL

Como ya comentamos en la entrada anterior, al concederte la Working Holiday Visa, estás obligado a inscribirte en el Seguro de Salud Nacional Japonés o bien contratar un seguro médico internacional para toda tu estancia en el país, si lo prefieres puedes hacer ambas cosas.

Cuando estás registrándote en el ayuntamiento te preguntarán si te quieres inscribir en el seguro de salud nacional, si lo quieres hacer desconocemos el procedimiento porque nosotros no nos hemos inscrito al seguro médico japonés, solamente contratamos antes de salir el seguro médico internacional especializado en Working Holiday Visa con Chapka.

Aquí encontramos distintos casos según hemos podido ir hablando con gente que está en Japón. Hay personas a las que, aunque tenían contratado un seguro de salud internacional les han “obligado” a contratar también el seguro de salud nacional. Otras a las que solo les preguntaron si querían unirse al seguro de salud nacional y al decir que tenían seguro internacional no les dijeron absolutamente nada. Hay otras personas que están en Japón sin seguro alguno y nadie les ha preguntado ni comprobado nunca si tienen o no algún tipo de seguro médico para su estancia en el país.

En los dos Ward Office que fuimos en Osaka, cuando preguntaron, dijimos que teníamos seguro internacional y ni siquiera nos reclamaron un papel que lo demostrase, no nos dijeron absolutamente nada acerca de la obligatoriedad de inscribirte en el seguro de salud nacional ni siquiera nos mencionaron la posibilidad de inscribirnos a él.

CONSEGUIR EL NÚMERO DE IDENTIFICACIÓN FISCAL «MY NUMBER»

En el momento en que te estás registrando en la Ward Office también puedes, y debes, pedir tu númeroZ de identificación personal o “My number” (que viene a ser el número de la seguridad social japonés). Una vez pedido, en los siguientes días, recibirás en tu domicilio una carta en la que se adjunta la documentación necesaria para obtener tu carnet del «My number». Al mismo tiempo te otorgan una tarjeta de papel «provisional» con tu «My number».

De este modo ya tienes en tu poder tu «My number», pero si lo que quieres es tener la tarjeta oficial, con tu fotografía y datos, debes solicitarla por carta o bien de manera online con la documentación que te acaba de llegar. El proceso es relativamente sencillo y está bastante bien explicado en su página web, que además está en español, eso si, una vez inicias el procedimiento online prepárate a utilizar el traductor.

Este número te lo pueden pedir fácilmente en el trabajo, al abrir una cuenta bancaria, en temas de impuestos, etc., por lo que nunca viene mal tenerlo.

PEDIR INFORMACIÓN SOBRE CLASES DE JAPONÉS GRATIS (O CASI)

Ya solucionado todo el papeleo aún puedes poner a prueba una vez más al funcionario/a que te esté atendiendo preguntándole si te puede dar información sobre clases de japonés gratuitas que se hagan por tu barrio, o cerca. Seguramente, si es un ayuntamiento grande, te mandarán a otra parte del mismo ayuntamiento donde te informarán sobre las clases.

¿En qué consisten estas clases gratis para extranjeros? Son clases de japonés básico o de un nivel relativamente bajo, que imparten voluntarios para facilitar a los extranjeros aprender su idioma y que tengan una mejor adaptación al país. Estas clases normalmente se dan uno o dos días a la semana a una hora en concreto.

Como podéis ver, si te organizas y piensas en todo, en un mismo día yendo solo al ayuntamiento puedes solucionar un montón de cosas que te irán muy bien para otras futuras cosas que vas a tener que hacer. Además, si lo solucionas todo de una vez, vas a ahorrar mucho en tiempo y dinero en transporte dependiendo de donde se encuentre el ayuntamiento.

Share: